Malas noticias para el café

Casi todas las tierras en América Latina, hoy en día apropiadas para cultivar café, serán demasiado cálidas para sus árboles o perderán casi todos sus importantes polinizadores, afirma un grupo de científicos en un estudio publicado en la revista PNAS.

27 octubre 2017 |

En total, en el mundo existen unos 40 tipos de árboles de café, 19 de los cuales tienen una importancia comercial, mientras los granos de solo 3 tipos se utilizan para las exportaciones.

El café 'arábica' se obtiene de los granos de los cafetos arábigos, el 'libérica', de los cafetos de Liberia, mientras 'robusta', de los cafetos canephora. El 'arábica' ocupa la parte principal del mercado mundial de café. Sus árboles crecen en los trópicos de Asia y África.

Los expertos opinan que los dos principales enemigos del café son el cambio climático, que aniquila las frescas regiones montañosas en los trópicos donde crece ese tipo de árboles, e insectos como el 'Hypothenemus hampei' o broca del café, que aprendieron a "digerir" la cafeína y que van conquistando rápidamente nuevos territorios en África y América del Sur.

Según ellos, las abejas salvajes también participan en el crecimiento de los granos de café. Muchas especies de ellas están bajo riesgo de extinción por la actividad humana y el calentamiento global.

El equipo de Ricketts comprobó cómo la reducción de las superficies, apropiadas para las plantaciones de café y el hábitat de las abejas podrían influir en el cultivo del café en los próximos 50 años.

Para ello, los científicos crearon dos modelos climáticos que tenían en cuenta el aumento de las temperaturas promedias anuales, el descenso del nivel de las precipitaciones y otros factores que influían en el cultivo del café y en el bienestar de las colmenas de abejas. Obtuvieron dos resultados de mapas de hábitats. Luego, compararon uno con otro y trataron de discernir si el café sería capaz de sobrevivir.

Los cálculos mostraron que los árboles se verían afectados por el cambio climático mucho más que las abejas. Además, la diversidad de especies de abejas se reducirá considerablemente, en particular en las zonas montañosas de América del Sur, pero los polinizadores no van a desaparecer de todas formas de las regiones donde ahora crece el café.

Por otro lado, los cálculos muestran que las superficies de las supuestas plantaciones para el café se reducirán entre un 73% y un 88% para 2050.

La mayor parte de los territorios de América del Sur, donde será posible cultivar el café dentro de 50 años, se encontrará en las reservas naturales y los bosques tropicales que todavía no están talados y será muy difícil y muy importante al mismo tiempo defenderlos.

Se estima que, ante todo, este proceso afectará a los países montañosos en los trópicos como Nicaragua, Honduras y Venezuela, mientras en otros, como México, Colombia y Costa Rica, los territorios apropiados para el cultivo del café aumentarán.

Se indica que la única ventaja del calentamiento global es que la productividad del café en las regiones donde será aún capaz de crecer, se elevará en un 20% gracias al alto nivel de precipitaciones, a las temperaturas y al número de especies de abejas.

Sin embargo, todo ello muestra que ya ahora mismo se necesita emprender bruscas medidas para defender el café de la extinción y proteger a los agricultores locales de la quiebra.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.