Gremios del Agro 728x

Política Editorial

PanamáAgro es un diario en línea de Panamá que aborda asuntos de agricultura, ganaderías, medio ambiente, pesca, agroeconomía y política, dirigidos a tomadores de decisiones que buscan información relevante basada en el ejercicio periodístico profesional.

La actividad profesional de consejeros editoriales, editores, comunicadores y analistas de PanamáAgro responde a los siguientes principios y convicciones:

  1. La libertad de prensa como condición indispensable para que una población informada, en un marco de democracia, tome las decisiones que más convengan a sus intereses.
  2. El periodismo profesional e independiente que busca informar con veracidad y apela al razonamiento crítico de sus lectores.
  3. El ejercicio de un periodismo en favor de la libertad y la tolerancia, el libre mercado y la competencia, como principios que deben guiar la vida democrática en un estado de derecho, y que derive en el respeto a los derechos humanos en un entorno de paz, que favorezca el florecimiento de los individuos y sus proyectos.
  4. La independencia editorial, por lo que los contenidos serán ajenos a cualquier interés particular de partido político, organización social, religiosa o empresarial.
  5. El respeto a la vida privada de las personas.

Bajo estos principios y convicciones quienes laboramos y colaboramos en PanamáAgro
(PanamáAgro) hemos firmado el siguiente Código de Ética:

  1. Los periodistas de PanamáAgro proporcionarán a sus lectores información veraz y oportuna, sin deformarla o tergiversarla y en el contexto adecuado para su comprensión. Omitir datos cuya ausencia cambia el sentido de la información, o publicarlos a conciencia de su falsedad quebrante la ética periodística.
  2. El periodismo debe actuar en favor de la libertad en su sentido más amplio, de la democracia, el estado de derecho, la paz, el respeto de los derechos humanos y la tolerancia entre las personas y entre los países.
  3. PanamáAgro no publicará, ni se hará eco de opiniones que discriminen por razones de religión, raza, sexo, afiliación política, clase social o nacionalidad.
  4. Los periodistas de PanamáAgro deben respetar la vida privada de las personas y desarrollar su labor sin caer en la difamación, la injuria o la calumnia.
  5. Ningún periodista puede ser obligado a escribir o hacer algo contrario a los valores éticos establecidos en este código, ni puede ser obligado a escribir algo en contra de sus creencias.
  6. Los periodistas no pueden usar los privilegios derivados de esta profesión para obtener beneficios personales o para favorecer a terceros con fines ajenos a su labor en PanamáAgro.
  7. La información obtenida por PanamáAgro y sus periodistas no podrá ser usada para beneficio personal de ninguno de ellos ni de persona o medio de prensa ajeno a PanamáAgro, y sólo podrá divulgarse una vez publicada en él.
  8. PanamáAgro y sus periodistas no pagan para obtener información o entrevistas. Es una falta a la ética periodística amenazar, extorsionar u ofrecer dinero o favores para obtener información. No es válido robar información ni conseguirla por métodos indebidos como fingir ser otra persona, engañar o grabar sin autorización.
  9. Los periodistas de PanamáAgro no pueden aceptar regalos, favores ni gratificaciones en dinero o en especie.
  10. Excepto en los espacios dedicados expresamente a la opinión de articulistas o editoriales de la publicación, los periodistas no pueden volcar en ellas sus juicios de valor personales, sino que todo lo que escriban debe respaldarse con datos, fuentes o fundamentarse con argumentos claros.
  11. Es una falta a la ética periodística el plagio o la violación de la propiedad intelectual.
  12. Los periodistas de PanamáAgro tienen derecho a guardar el secreto profesional y la obligación de mantener la intimidad y anonimato de las fuentes que así lo soliciten. Sin embargo, siempre deben intentar primero convencer al entrevistado de que permita ser citado por su nombre, como garantía de veracidad para el lector; si el entrevistado no acepta ser citado, tiene razones fundadas para ello y esa información aporta al público un elemento importante, dicha información se incorpora al texto aclarando la solicitud de anonimato.
  13. PanamáAgro respetará el derecho de las personas citadas o aludidas en los textos a responder, desmentir, disentir o corregir lo expresado y publicará un extracto representativo de las cartas que reciba. El periodista afectado por una carta de un lector también tendrá derecho de réplica. PanamáAgro corregirá, rectificará o aclarará, a la brevedad posible, los errores publicados que se detecten.
  14. Las citas textuales se publicarán entrecomilladas con las mismas palabras usadas por el entrevistado, excepto que haya cometido un error claro de expresión, en cuyo caso, y si la modificación es mínima, se edita la frase sin alterar el sentido de la misma.
  15. Los periodistas de PanamáAgro no publicarán datos o informaciones que no hayan sido confirmadas por fuentes fidedignas.
  16. Las afirmaciones atribuidas a un entrevistado deben estar grabadas, con el consentimiento del entrevistado y se deben conservar durante 3 meses.
  17. Los periodistas de PanamáAgro no mostrarán los textos, las fotografías o cualquier elemento de contenido a nadie ajeno a su redacción hasta que no sean publicados. Si un entrevistado lo solicita, y con el fin de corregir errores, sólo se pueden mostrar antes de su publicación las afirmaciones atribuidas a él. Si se retracta de algún dicho, el periodista y PanamáAgro tienen el derecho de juzgar si se acepta la modificación o si se publica como fue expresado originalmente.
  18. Los periodistas no se involucrarán en actividades laborales, empresariales, periodísticas, políticas, sociales o de otro tipo que provoquen un conflicto de intereses con su función periodística en PanamáAgro.
  19. La independencia editorial es el más valioso patrimonio periodístico de PanamáAgro. Es independiente en sus contenidos editoriales de todo partido político u organización social, religiosa o de cualquier otro tipo; no defiende intereses particulares de ningún político ni de cualquier otra persona, ni de institución pública o privada alguna.
  20. Los espacios identificados bajo el término "Editorial", reflejan la opinión particular del Consejo Editorial de PanamáAgro. Los artículos de opinión reflejan las ideas de los articulistas y/o columnistas por lo que sus afirmaciones no comprometen a PanamáAgro y corresponden únicamente a quien los firma.
  21. PanamáAgro y sus periodistas no venderán sus contenidos de información y análisis. La actividad periodística será independiente de la actividad publicitaria. Los espacios con contenido publicitario serán claramente identificables para el lector de manera que no se confundan con la información editorial.

El cumplimiento de este código es una obligación para todos quienes laboramos y colaboramos en PanamáAgro y una condición necesaria para que esta empresa periodística perdure y crezca a través del tiempo basada en la credibilidad de la información que ofrece a sus lectores.


 

Gremios del Agro 300x