La ganadería, un sector clave para el desarrollo sostenible

Hoy día, aún existen alrededor de 800 millones de personas que padecen hambre crónica en el mundo.

24 junio 2016 |

La población sigue creciendo y si miramos hacia 2050 tendremos el reto de producir alimentos para más de 9 mil millones de personas, sin agotar los recursos naturales.

Además, debemos hacer frente al desafío ambiental más grande que ha visto la humanidad: el cambio climático.

Para responder a estos retos, el mundo ha apostado por el desarrollo sostenible. En 2015, más de 190 países representados en la Asamblea General de la ONU adoptaron 17 objetivos que conducen a la sostenibilidad, poniendo al centro de esta agenda la erradicación del hambre y la pobreza.

La ganadería sostenible es sin duda un sector clave para alcanzar estos objetivos.
Por un lado, los sistemas de producción pecuarios ocupan una alta proporción de los recursos naturales y pueden contribuir con su degradación, si no se utilizan prácticas adecuadas, y por otro, la diversidad de especies, formas de producción y de consumo, lo convierten en un sector importante del sistema alimentario, económico y social del mundo.
En cuanto a la alimentación, la ganadería es fuente importante de nutrición y salud. Proporciona alimentos básicos y proteína de alto poder biológico a un bajo costo, que contribuyen a mejorar la calidad de las dietas y así afrontar la doble carga de la malnutrición: obesidad y sobrepeso, y desnutrición.

En América Latina y el Caribe, 25% de las calorías y 15% de las proteínas que se consumen provienen de alimentos de origen animal.

En relación con el sistema económico, dado que muchas de las comunidades rurales de nuestros países dependen de la cría de especies animales para su supervivencia, este sector contribuye en gran medida al desarrollo económico inclusivo de los países.

En nuestra región, 70% de las personas en el campo dependen de sistemas productivos pecuarios. Mientras que en Centroamérica la ganadería bovina es el sector agropecuario de mayor importancia económica, contribuyendo con 20% del producto interno bruto agropecuario.

Y finalmente, el medio ambiente. Los sistemas de producción pecuaria tienen un papel clave en el mantenimiento de los ecosistemas sostenibles.

Existe una amplia evidencia que demuestra el alto potencial que poseen los sistemas silvopastoriles como herramienta para mejorar el nivel de sostenibilidad ambiental de la ganadería, porque contribuyen a incrementar la captura de carbono, aumentar la fijación de nitrógeno en el suelo, mejorar la nutrición animal, disminuir las tasas de erosión y ayudar a la recuperación de la biodiversidad.

La ganadería sostenible es sin duda una solución y un paso más en el camino para llegar a las metas de desarrollo sostenible, pero aprovechar el máximo potencial de este sector requiere de cambios estructurales, alianzas y un fuerte compromiso.

Es por eso que del 20 al 23 de junio, Panamá reunirá a más de 200 actores del sector ganadero en el mundo, en la 6ª Reunión de la Asociación de Múltiples Partes Interesadas de la Agenda Global para la Ganadería Sostenible, que se realiza con el apoyo del Gobierno de Panamá y de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el fin de analizar y debatir los instrumentos y las políticas que requiere este sector para incrementar su contribución al desarrollo sostenible y a las metas de la Agenda 2030.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.