Cultivos no tradicionales alternativa ante los problemas del Agro

Como una forma de resolver los problemas enfrentados en sus agronegocios, las organizaciones de productores del distrito de Barú, con la asesoría del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, han optado por introducir los denominados cultivos no tradicionales en la zona.

26 abril 2017 |

Un cultivo no tradicional, en opinión del coordinador de agricultura del MIDA en Chiriquí, es aquel que siempre se ha desarrollado de forma no comercial en tras patios, pero que dan frutos y la familia los consume normalmente, lo que indica que de ellos se podría obtener beneficios si se cultiva con tecnología y a mayor escala, ya que han demostrado adaptación a las condiciones de clima y suelos de la zona.

Con esta premisa los palmicultores de Barú se han iniciado el cultivo del café robusta (Coffea canephora), propio de las zonas bajas, aprovechando el área que queda entre las líneas, en las plantaciones de palma aceitera; metodología que también utilizan para cultivar cacao, otro rubro viable y promisorio en la zona.

“Son alternativas que existen y que están a disposición para que hagamos uso de ellas, cuando nuestros agronegocios se vean afectados por diversas razones”, aseguró el director regional del MIDA, Ingeniero Rolando Guerrero, al referirse al problema de los monocultivos y la necesidad actual de diversificar la producción.

El caso del café robusta, es sólo uno de los ejemplos que tenemos en Chiriquí, en que los cultivos no tradicionales han pasado a constituir una excelente respuesta a la recuperación de nuestro sector agropecuario, agobiado por problemas como el cambio climático, el alto costo de los insumos, la fluctuación de los precios de los productos en el mercado y la escases de mano de obra, por mencionar algunos.

Rubros tradicionales como el arroz, poroto, frijoles, banano, plátano, palma aceitera, papa, cebolla, café y ganadería bovina, fundamentos de nuestra economía, no escapan a esta problemática; dando paso a rubros como las cucurbitáceas (zapallo, melón y sandía) piña, mango, papaya, fresa, y más reciente, tomate industrial, marañón de pepita, café de bajura, cacao, los vegetales producidos con tecnología hidropónica, las raíces y tubérculos, y la producción ovino caprina.

Se une a esta iniciativa la producción en ambientes protegidos y la agricultura orgánica, de la cual ya se ha avanzado con una ley que ha permitido, entre otros beneficios, certificar la producción con una certificadora nacional, programa inaugurado a principios de este año por el Ministro del MIDA, Eduardo Enrique Carles, en compañía de miembros la asociación de productores orgánicos de Chiriquí, APOCHI, en la ciudad de Boquete.

La iniciativa demuestra la capacidad de nuestros productores de erigirse ante la adversidad y el interés de las autoridades en apoyar el trabajo de campo, actitud que promete un buen futuro a nuestra agricultura y a la seguridad alimentaria nacional.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.