WRANGLER 728X90
CORREA

Pueblos indígenas más resilientes al cambio climático, FAO

Los alimentos autóctonos son particularmente nutritivos, y los sistemas alimentarios asociados a los pueblos indígenas resultan resilientes al cambio climático y bien adaptados al medio ambiente, afirmó la FAO.

28 agosto 2019 |

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 28 por ciento de la superficie terrestre del planeta, incluidas algunas de las zonas forestales más intactas a nivel ecológico y con mayor biodiversidad, son gestionadas principalmente por pueblos, familias, pequeños campesinos y comunidades locales indígenas.

Estos bosques son cruciales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para la conservación de la biodiversidad, agrega un informe sobre cómo los pueblos indígenas ayudan al mundo a alcanzar el hambre cero.

Para la FAO, los modos de vida de esas poblaciones y sus medios de subsistencia pueden enseñar mucho sobre la conservación de los recursos naturales, la obtención y la producción de alimentos de manera sostenible y la vida en armonía con la naturaleza.

Con ese propósito presentó algunas de las muchas maneras en que los pueblos indígenas ayudan al mundo a combatir el cambio climático: en primer lugar sus prácticas agrícolas tradicionales están mejor adaptadas a un clima cambiante al desarrollar técnicas de eficacia probada tanto para zonas de elevada altitud o llanuras de pastizales secos.

Asimismo, la práctica de las terrazas para evitar la erosión del suelo o los huertos flotantes que aprovechan los campos inundados, son muy adecuadas para los fenómenos meteorológicos cada vez más extremos y las variaciones de temperatura provocadas por el cambio climático.

Otra de las alternativas ha sido su estilo de vida, integración y respeto al entorno con sistemas de gestión del paisaje que preservan el suelo, reducen la erosión, conservan el agua y limitan el riesgo de desastres con un manejo sostenible para preservar la biodiversidad.

Sus alimentos y tradiciones pueden ayudar a ampliar y diversificar las dietas con cultivos nativos y nutritivos como la quinua y la oca, los cuales pueden enriquecer la limitada base alimentaria e incorporar hierbas, arbustos, cereales, frutas, animales y peces que pueden no ser bien conocidos o utilizados en otras partes del mundo.

El estudio divulgado por la FAO afirma que es innegable que los pueblos indígenas custodian una gran parte de la biodiversidad del planeta, sus territorios abarcan el 22 de la superficie terrestre del planeta, pero albergan el 80 por ciento de su biodiversidad, por lo que preservarla resulta esencial para la seguridad alimentaria y la nutrición.

Concluye el informe que los grupos poblacionales autóctonos son socios inestimables para las soluciones al cambio climático y crear un mundo sin hambre.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.