América Latina desea asegurar el futuro a través de sus bosques

El 18 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza. El futuro medioambiental de la región depende del manejo sostenible de sus recursos forestales.

18 octubre 2016 |

Los suelos de los bosques de la región están siendo cambiados para la agricultura y la ganadería. El avance de estas actividades lleva a que "se estén extinguiendo" para dar lugar muchas veces a monocultivos, explicó a Sputnik Jaime Nalvarte, presidente de la Asociación para la Investigación y el Desarrollo Integral (AIDER), una ONG peruana que desde hace tres décadas busca la preservación del medioambiente de manera sustentable.

Por ejemplo, en Perú, un 80 % de la deforestación se debe a la agricultura migratoria que ataca la Amazonía. Este tipo de agricultura implica que las poblaciones agrícolas migran hacia zonas forestales y queman el bosque. En su lugar crían ganado y plantan cultivos, actividades que "compactan" el suelo. Uno de los casos más notorios son las plantaciones de palma aceitera en tierras antes ocupadas por bosques tropicales.

"[El bosque quemado] da una buena primera y segunda cosecha. Pero la siguiente no da los resultados esperados porque esos suelos no son agrícolas, son suelos forestales. La gente abandona esas tierras y se va a otro lado a hacer lo mismo. Tumban y queman bosques para la producción agrícola", explicó el presidente de AIDER.

Para el experto, con "un manejo integral del bosque" se lo puede aprovechar de manera sostenible y con ello aportar a un "sistema de seguridad alimentaria con producciones forestales". Los bosques pueden ser también, a través de la agroforestería, una alternativa para obtener alimentos y conservar la biodiversidad al mismo tiempo.

"El bosque tiene que ser visto como un conjunto de bienes y servicios que nos da la naturaleza. No solamente es madera: son los productos maderables, los no maderables, la piscicultura, la artesanía, la flora y la fauna, así como los servicios ecosistémicos como el carbón, que hay en estos bosques", enumeró Nalvarte.

Según el experto, se debe tener una perspectiva "de mediano y largo plazo" sobre las políticas forestales, aunque "por lo general" los países tienden a adoptar medidas cortoplacistas. La gobernanza de los recursos naturales, en un contexto de cambio climático y de deforestación, cobra una relevancia especial.

Un caso ejemplar de manejo sustentable de recursos forestales es el de la etnia Shipibo Konibo, un pueblo amazónico en Perú con el que trabajó AIDER y que "hoy en día maneja sus bosques".

Los Shipibo Konibo pasaron de vender un árbol en el pasado por 10 dólares a obtener actualmente "una utilidad neta de 1.000 dólares" por cada unidad a través de la explotación de los recursos de la madera y de la agroforestería. Exportan a Estados Unidos, preservando al mismo tiempo la sostenibilidad de sus bosques.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.