fuso 728
OSDC 358

El café de Panamá mantiene su crecimiento y su buen sabor

Como parte de la historia del café en Panamá, se puede decir que los colonos europeos introdujeron este grano a inicios del siglo XIX, durante la época de la colonización. De ese momento ha formado parte de la tradición de la mayoría de los panameños.

15 octubre 2021 |

De acuerdo a datos suministrados por la Dirección Nacional de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Panamá produce unas 17,548 hectáreas de café por unos 8,287 productores, siendo la provincia de Chiriquí la mayor productora con 6,434.99 hectáreas, cultivadas por 1,154 productores, seguida por Coclé con 4,715 hectáreas por 2,210 productores, Panamá Oeste con 2,300 hectáreas por 1,000 productores y Colón con 1,801 hectáreas sembradas por 1,601 productores.

Agregó que en los últimos cinco años hubo un incremento en la producción de 12%, que equivale a 23.011 quintales. De igual forma la tasa de crecimiento para este periodo fue de 2.8%, con incrementos anuales entre 0.83 a 1.11%, respectivamente. Los rendimientos por hectáreas de acuerdo a la tasa de crecimiento fue de 4.5% y un incremento en los últimos cinco años de un 20%.

En el ciclo agrícola 2019-2020 se sembraron 16,651 hectáreas y se obtuvo una producción de 205,607 quintales de café; mientras que en el 2020-2021 se han sembrado 17,548 hectáreas, obteniendo una producción de 222,971 quintales.

El café de Panamá es conocido nivel mundial por su calidad y variedad, tal es el café Geisha, que se cotiza con los más altos precios en el mundo. Pero de igual forma se cultivan otras variedades como el Arábica y Robusta.

De acuerdo al coordinador de la Cadena Agroalimentaria de Café del MIDA, Octavio Araúz, los productores grandes representan aproximadamente un 10% y la diferencia es representada por los pequeños y medianos. A pesar de esta situación los productores grandes y de avanzada son los que han abierto el camino de la excelencia de los mejores cafés del país, como lo es el Geisha y Pacamar, los que han permitido abrir los mercados de exportación y con ello alcanzar la calidad de los mejores precios de los cafés del mundo.

Explicó que el mantener la calidad de los cafés especiales se mantienen los precios altos y a su vez los cafés de variedades normales también tendrán muy buenos precios.

Dijo que el rubro café le da mucha ayuda económica al país durante seis meses del año ya que se inicia la cosecha en los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre en Tierras Bajas y diciembre, enero, febrero, marzo en Tierras Altas, lo que ayuda a la economía de las distintas áreas cafetaleras del país ya que en este rubro se utiliza mucha mano de obra.

En el país se cuenta con una variedad que ocupa mucha importancia en la industria cafetalera de las tierras bajas como lo es el Robusta y Robusta mejorado que se encuentra en las áreas como: Colón, Capira y Coclé. Esta variedad representa aproximadamente el 40% de la producción nacional.

Puntualizó que actualmente en la competencia de la mejor geisha del mundo salió ganador el café del señor José Manuel Gallardo Méndez a un precio de 2,568 balboas por libra, finca ubicada en Jurutungo, Río Sereno, Chiriquí.

El Geisha es una variedad de café de la especie arábica y es la más reconocida a nivel mundial. Su auge inició en 2004 cuando se presentó al concurso Best of Panamá y ocupó el primer lugar en varias categorías. Actualmente, sigue siendo uno de lo más usados por los baristas en las competencias de cata de los mejores cafés del mundo.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.panamaagro.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.panamaagro.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.